miércoles, 22 de agosto de 2012

Flamenquines paso a paso



¿Que buena pinta verdad?. Hoy nos vamos a meter en faena para hacer unos riquísimos flamenquines. Para aquel que no los conozca, esta receta típica de la gastronomía cordobesa consiste en enrollar sobre un filete de lomo, jamón picado junto a otros ingredientes como queso, pimientos o lo que se os ocurra, para después empanarlo y freirlo.
La receta de los flamenquines que vamos a hacer es la que prepara Luis Rabadán, padre de mi amiga Clara, para su familia y son tan sencillos que creo que ahí esta el secreto de sabor. Quiero agradecerles que me dejaran trastear en su cocina y que nos permitan a todos disfrutar de este delicioso bocado. 

Ingredientes: 
  • 1 kg. de cinta de lomo (debéis pedir a vuestro carnicero que os la filetee en horizontal y muy finos,  sandrán entre diez y doce filetes)
  • 700  gr. de jamón picado (es preferible que compréis un taco y lo piquéis vosotros a mano, es más trabajoso pero merece la pena)
  • 2 huevos cocidos
  • Perejil 
  • 2-3 ajos
  • Huevo batido 
  • Pan rallado


Elaboración: 

Comenzamos picando todos los ingredientes del relleno: el jamón, los huevos cocidos, los ajos y el perejil. Los ajos y el perejil picadlos de nuevo pero esta vez juntos para poder echarlos a la vez al relleno.



Una vez tenemos los ingredientes de nuestro relleno listos, vamos a trabajar los filetes de lomo con la maza para dejarlos aún más finos si cabe y, así consguir enrollarlos mejor a la vez que quedaran mucho mejor a la hora de freírlos.



Bien, ya lo tenemos todo listo para comenzar a hacer los flamenquines. En primer lugar añadimos el jamón picado, después un poco de huevo duro y finalmente espolvoreamos con el ajo y el perejil. No os paséis con lo último solo queremos darle un poquito de sabor.
Enrollamos el filete con cuidado y cerramos las puntas para que se salga nada. Repetimos la operación hasta que rellenemos todos los filetes.





Una vez tengamos todos los filetes rellenos es momento del último paso, el empanado.



Batimos un par de huevos en una bandeja y en otra colocamos una buena cantidad de pan rallado que nos permita envolver bien el flamenquín. 
En primer lugar los pasamos por el huevo, seguidamente lo dejamos caer el la bandeja del pan rallado y por último le quitamos el exceso de pan. Empanamos el resto.






Y ahora viene la mejor parte, freír el flamenquín y comerlo acompañado de patatas fritas, ensalada, mayonesa o los más os guste.
Para ello pondremos a calentar una sarten con abundante aceite de oliva, cuando esté bien caliente añadimos los flamenquines y les damos la vuelta en cuanto se vayan dorando. Freímos aproximadamente durante 5 o 6 minutos a fuego medio.




¡Listo! Ya podemos hincarle el diente a esta riquísima comida. Es un poco laboriosa pero al hacer tantos de una sola vez, los guardáis en el congelador (envueltos individualmente en papel film) y os sacaran de un apuro para una cena. 
De verdad espero que os haya gustado esta receta típica de mi tierra, que es tan fácil y rica. Saludos para tod@s y a disfrutar lo que nos queda de verano.


Dificultad: Media
Tiempo: 2 horas
Receta original de Luis Rabadán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada